martes, 4 de enero de 2011

Moda y Lujo con ELLE

Hablar de lujo en esta época de crisis en la que estamos inmersos puede resultar superficial e incluso frívolo, pero es cuando precisamente las empresas dedicadas a este sector renacen. Los clientes acaudalados que transitan por él permanecen y viven estos momentos de dificultades económicas como una realidad, una realidad más que no les impide seguir disfrutando de sus placeres.

Tal es la importancia de este fenómeno que numerosos sociólogos se han centrado en su estudio a lo largo de la historia vinculándolo con otro sector que nos atañe: el de la moda. Francia fue la cuna de este crecimiento conjunto y se llegó a convertir en el máximo exponente de la moda y el lujo durante siglos. Sin embargo su época de esplendor terminó con la aparición de otros países competidores del allure francés.

La Universidad Complutense de Madrid y la revista ELLE se han embarcado en un proyecto para analizar este contexto en la actualidad y el resultado es el Curso Superior de Marketing y Comunicación de Moda y Lujo, cuyo comienzo tuvo lugar el pasado 19 de noviembre. La actual directora de la revista, Benedetta Poletti, fue la encargada de dar la bienvenida a todos los alumnos –más de 200 matriculados-, acompañada de Francisco Javier López Navarrete, director del curso, y María Bautista, directora de formación de la Fundación Complutense.

Cartel promocional del curso.


Italiana, de mirada tímida y sonrisa inocente. Cariñosa, amable, risueña. Amante de su trabajo. Así es la persona que dirige la edición española de ELLE, Benedetta Poletti, que desde el uno de octubre de 2010 abandonó el cargo de subdirectora para afrontar su nuevo puesto con ilusión. Hace 15 años que reside en nuestro país por su enlace matrimonial con un español y ha trabajado anteriormente en la agencia Colpisa y Canal Plus Italia.

Fiel a la revista, Poletti defiende los valores que refleja la publicación como es el caso de la chica ELLE concebida como una mujer “culta, alegre, sana, con curvas, dueña de sí misma” que responde al lema “si fashion, no victim”. En definitiva, una mujer real.

En relación con la temática del curso y los principios que postula la revista, la directora de ELLE contó la buena acogida que han tenido los ‘Ejemplares joya’ desde su lanzamiento hace cuatro años, cuando se decidió publicar en portada a una mujer conocida vestida con cristales Swarovski. Desde entonces el número de diciembre de la revista es el más esperado por el público para conocer a la afortunada que llevará más de 10.000 cristales en su cuerpo, un acontecimiento que ha adquirido una gran repercusión mediática.

El maquillador Baltasar G. Pinel coloca uno a uno los cristales sobre el cuerpo de la actriz.


Paz Vega fue la primera en protagonizar la portada del ‘Ejemplar joya’ en el 2007 representando el lujo como una experiencia. A ella le siguió otra actriz, Belén Rueda, como símbolo del lujo de modestia, elegancia. El reto del equipo ELLE fue el de no estancarse e irse superando. Si los anteriores posados fueron en interiores, con Elsa Pataky decidieron hacer el shooting al aire libre, en contacto con la naturaleza mostrando el lujo espiritual.

ELLE diciembre 2009 con Elsa Pataky como protagonista.


Para adornar el cuerpo de esas bellas mujeres se invirtieron entre 15 y 20 horas por lo que las jornadas de trabajo resultaron verdaderamente agotadoras. La última portada de 2010, según explicó la directora de ELLE, tenía como objetivo sorprender a los lectores y lo consiguieron retratando no solo a una, sino a tres chicas ELLE como son Natasha Yarovenko, Mónica Cruz y Paula Echevarría luciendo cada una 15.000 cristales en sus cuerpos desnudos.

Portada de ELLE diciembre 2010.


Benedetta Poletti quiso recordar a los asistentes los orígenes de ELLE, una publicación fundada en 1945 por Madame Lazareff bajo la convicción de “Ironía en lo serio y seriedad en lo frívolo” y que se publicó por primera vez en Francia tratando temas tabúes de la época como el sexo o el derecho de voto de las mujeres en tiempo de postguerra. Actualmente la revista sigue conservando su identidad y cuenta con 43 ediciones internacionales.


Ángela Navarro Caballero

3 comentarios:

  1. Me ha gustado mucho tu entrada. Yo estoy matriculada en el curso y está muy bien.
    Besos
    Soni
    http://shoppingafternoon.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. no me importaría estar horas para que me coloquen los cristalitos si luego voy a estar tan guapa! y el lema "ironía en lo serio y seriedad en lo frívolo" chapo.
    un saludo y hasta pronto =)

    ResponderEliminar
  3. Hola Sonia! A mi también me está gustando el curso, sobre todo las charlas de los profesionales :) Además el material del campus está genial, me entretiene muchísimo. El trabajo final sin embargo no lo tengo tan claro xD A ver si nos conocemos! un besote!

    María! yo también me dejaría jaja Nos contaron que los cristalitos se van con el agua y las chicas se duchan después del reportaje para quitárselos, pero Paula Echevarría prefirió dejárselos puestos para enseñárselos a David Bustamante en la intimidad xD Un beso y gracias por pasarte!

    ResponderEliminar