miércoles, 15 de diciembre de 2010

Haciendo el ganso

Cuando en 2004 los hermanos Cebrián dejaron sus trabajos estables y se lanzaron a la loca a aventura de crear la firma de moda El Ganso, difícilmente podían imaginar que se convertirían en una de las marcas más en boga del momento. Hoy estos dos licenciados en ADE funcionan como un tándem perfecto: uno de ellos, Clemente, lleva los aspectos empresariales, y el otro, Álvaro, se encarga de la parte creativa. Su historia es la de dos tipos normales y corrientes que tuvieron una idea... y funcionó.

                                        
                              Fueron reconocidos como Jóvenes Empresarios del Año .

El Ganso ofrece un producto de calidad, con un diseño diferenciado y un precio asequible. Sus prendas son cosmopolitas y urbanas, elegantes pero informales, y, lo más importante, han tenido una extraordinaria aceptación en el mercado. Tanto es así, que en poco más de seis años la compañía ha tiene doce tiendas propias en España, están presentes en más de un centenar de establecimientos multimarca y con gran demanda en el extranjero -vía online-. Más importante incluso son las cifras económicas, con una previsión de facturación de 12 millones de euros para este año que ahora acaba. Y todo ello en una época en la que han sido muchos los que se han ido a pique y muy pocos los que se han arriesgado a crear nuevas empresas. No es de extrañar que ambos recibieran el año pasado el premio Jóvenes Empresarios de Madrid con poco más de 30 años. Eso sí, el camino hasta llegar al éxito no estuvo exento de obstáculos. Tuvieron que endeudarse hasta el cuello, pedir subvenciones y visitar bancos en innumerables ocasiones.


                                         Sus famosas zapatillas.

Todo comenzó con unas simples zapatillas blancas con un par de franjas de color, a través de las cuáles la firma empezó a popularizarse. En la primavera de 2006 unos cuantos precursores empezamos a pisar el suelo de la Ciudad Universitaria madrileña con sus originales, pero a la vez ponibles, sneakers. A partir de ahí todo fue como la seda, y poco a poco llegaron los sweaters, cardigans y camisas, inconfundiblemente identificables con la silueta de un ganso rodeado de una esfera. Los cuadros enormes, los estampados de tartan, las rayas marineras de sus modelos y el aire vintage -con un toque posmoderno- que desprenden sus colecciones, hacen verdaderamente apetecibles sus productos


                                                      Espíritu de El Ganso.



                                         Modelos significativos de la firma.

Actualmente cuentan con dos establecimientos ubicados en el centro de Madrid. Uno ubicado en la calle de la moda underground por excelencia, Fuencarral, y el otro el pleno Barrio de Salamanca, en la esquina de Jorge Juan y Lagasca, ambas con colecciones masculina y femenina, e incluso para niños. Hace unos meses además abrieron otra tienda en Pozuelo de Alarcón. Eso sí, un consejo. Si pensáis pasaros para salir cargados de bolsas no solo hace falta llevar la VISA hasta arriba, ya que debido a la demanda que tienen, es habitual salir decepcionado de allí por no encontrar la talla del producto elegido. Así que lo mejor es echarle un vistazo a su tienda por internet (http://shop.elganso.com) desde el sofá de casa y esperar a que nos llamen para pasarnos a recogerlo. Mucho más cómodo sin duda.



                                         Sus tiendas desprenden un aire bohemio.

Además amenazan con expandirse y seguir creando e innovando. Este mismo otoño han invertido en una nueva web pensada como shop online y con el objetivo de darse a conocer en el mercado extranjero. También tiene en mente abrir establecimientos propios en varias capitales europeas. Y aunque hasta ahora han intentado mantener el 100% de la empresa, no descartan introducir en el futuro capital externo. Un reto ambicioso, sin duda, pero como se suele decir, quien no arriesga no gana.


                                                                                                                                           Jesús del Pino

2 comentarios:

  1. me encanta esta firma... aunque tengo que reconocer que es las pocas marcas en las que las colecciones de chico me gustan más que las de chica! De todas formas tengo una americana blanca con ribete azul del verano pasado que es una maravilla!y sus playeros a parte de maravillosos son super comodos...
    Besotes ;)
    spanishcoolhunterb,

    ResponderEliminar
  2. Esta firma es ideal, super autentica, muy original, las combinaciones son fabulosas y ademas, sus playeros a pesar de ser un tipo de calzado deportivo consiguen dar un toque de elegancia y buen vestir, no hay duda de que la tendencia que estan causando es merecida.

    ResponderEliminar