sábado, 23 de octubre de 2010

BLOGS: Y con ella empezó todo...

Año 2005. Por aquel entonces Cory Kennedy de 15 años reunía todos los ingredientes para no dejar a nadie indiferente: adolescente, con un vestuario digno de una millonaria y musa de un conocido fotógrafo de la noche de L.A.



Hasta entonces nadie se había percatado del potencial de internet y la joven Kennedy marcaría un antes y un después en la web 2.0

Se convirtió en la inspiración del fotógrafo Mark Hunter (www.thecobrasnake.com) y pronto empezarían a correr los rumores en la red de que estaban viviendo un romance. Se conocieron en un concierto, Mark le sacó unas fotos y de forma imprevisible las visitas de su web se multiplicaron.





Comenzó a llevar a Cory a fiestas en Los Angeles donde asistían numerosas celebridades, por lo que no tardaría en codearse con gente como Paris Hilton, Lindsay Lohan o las conocidas hermanas Mary Kate y Ashley Olsen.





Se convirtió en la chica “It” del momento. Combinaba prendas de gran valor con un toque trashy (desaliñado) y la web de Cobrasnake recibía miles de visitas cada día. Ella misma llegó a afirmar el posible porqué su éxito: “Tal vez es porque la mayoría de celebridades son, como, perfectas. Tienen el cabello peinado y el maquillaje bien puesto y no tienen moretones en sus piernas".




Sirvió de inspiración a muchos diseñadores, Rayban pudo relanzar gracias a ella su clásico modelo de gafa Wayfarer y grandes imperios como Inditex no tardarían en hacer réplicas de sus prendas y complementos, como fue el caso de estas botas:







Internet había dado a luz a una celebrity y su éxito pronto se vería reflejado apareciendo en portadas de revistas tan importantes como Nylon, pudiendo lanzar así su carrera como modelo profesional.





Incluso ha llegado a aparecer en el primer capítulo del remake de Sensación de Vivir (Beverly Hills 90210)





Su aparición en la estela pública causó polémica y entre sus defensores y detractores nunca ha existido términos medios: la amaban o la odiaban. Con todo ello Cory Kennedy marcó tendencia, cosechó éxito y se benefició del mismo gracias a una herramienta sin la que no hubiera sido nadie: internet.




Miriam Sirgo González

1 comentario:

  1. este blog esta mejor que el otro!!! enhorabuena!!

    pd. siento decírtelo pero...tienes ya una seguidora =)

    ResponderEliminar