jueves, 21 de octubre de 2010

HISTORIA DE LA MODA: 1.4 LA EVOLUCIÓN DEL TRAJE, ETAPAS

Simplificando hasta el máximo la evolución del traje podemos dividirla en tres grandes fases, de las que nos iremos ocupando en este blog, una por una, deteniéndonos en los puntos más interesantes.
La primera se extiende desde la antigüedad más remota hasta el siglo XIV : en la mayoría de las civilizaciones y a pesar de su diversidad, la indumentaria sufre entonces pocos cambios. No existe ningún carácter nacional definido y en cada clase social permanece uniforme. El traje es largo, drapeado y amplio. A través de sus diversos tipos refleja un resto de las funciones mágicas y religiosas que la acompañan desde sus orígenes más lejanos.
La segunda fase se sitúa entre el siglo XIV, cuando el traje se vuelve corto y ajustado, y el periodo del gran desarrollo industrial del siglo XIX. La indumentaria adquiere entonces un carácter a la vez personal y nacional; empieza a sufrir variaciones frecuentes en las que se debe reconocer la aparición nueva de la “moda” en el sentido moderno del término. Es entonces cuando se separa de cualquier resto de espíritu religioso. Cada nación forma el estilo de su traje pero cada individuo lo adapta a sus gustos personales.
La tercera fase se inició a mediados del siglo XIX con el desarrollo de la civilización moderna y se prolonga hasta nuestros días, caracterizada por la aparición del traje cada vez menos personal y mas internacional, bajo la doble influencia del maquinismo generador de la confección y del expansionismo europeo en el mundo. Como contrapeso a esto, la alta costura, une la posibilidad de mantener un traje personal y los imperativos de una moda cada vez más cambiante con el privilegio de una clase en la que el sentido del lujo tradicional y el poder del dinero dominan las esferas sociales.
En el siguiente post trataré de sumergirme en la primera fase.

                                                                                                        Blanca Glamour

No hay comentarios:

Publicar un comentario