miércoles, 27 de octubre de 2010

ACTUALIDAD. Jornada Moda, Sentido y Sensibilidad

Enrique Loewe: “La artesanía ha dejado de tener sentido en la vida actual”

Enrique Loewe durante su ponencia


  • Profesionales del sector de la moda se dan cita en el Museo del Traje de Madrid
  • Juanjo Oliva y Alma Aguilar, los grandes ausentes

La moda, por su carácter universal, es entendida desde cualquier civilización y es además gracias a los sentidos por los que somos capaces de apreciarla y valorarla. El olor, el tacto o el sonido de una prenda en movimiento provocan un cúmulo de sensaciones difíciles de describir pero que nos motivan y emocionan experimentando así el verdadero arte de la moda.

A lo largo de la Jornada Moda, Sentido y Sensibilidad celebrada el pasado sábado 23 de octubre en el Museo del Traje de Madrid diversas personalidades del sector expresaron ese mensaje sensitivo de la moda como Diana Fernández, Directora Académica del Centro Superior de Diseño de Moda de Madrid o Juan Pedro Abeniacar, Consejero Delegado de LVMH Iberia, Perfumes Loewe y Christian Dior, entre otros.

El Presidente de la Fundación Loewe, Enrique Loewe, fue el encargado de inaugurar la Jornada con la conferencia El sentido del mundo de los sentidos. Su importancia para el diseño de la Moda. Con grandes dosis de sensibilidad aportó su visión sobre la moda en donde “valores tradicionales como los anhelos, los sueños y las esperanzas están puestos en cuestión”. Para él la moda es como un camino entre el mundo exterior y nuestro cuerpo, “como una segunda piel” con la que sentimos la realidad y buscamos una armonía racional.

La gran preocupación de Loewe es la degeneración que ha sufrido la artesanía que, a su parecer, “ha dejado de tener sentido en la vida actual porque se la relaciona con gente del pasado”. Durante su conferencia expresó la necesidad de desarrollar una mentalidad artesanal, “ver la funcionalidad de los materiales” para descubrir con ellos nuevos campos y sensaciones. En cuanto al mundo del lujo tradicional teme por la concepción vulgar que hay sobre él. “El lujo se ha hecho más discreto. Hay que estar orgulloso de pertenecer a ello pero como una cultura más, sin alardear”, señaló Enrique Loewe.

De izq a dcha: Cecilia Sanchís, Carmen Halffter, Pedro Mansilla, María Barros y Santiago Bandrés


Tras la conferencia inaugural del Presidente de Loewe en el Museo del Traje de Madrid, la Jornada se desarrolló intensamente a lo largo del día a través de varias ponencias con la moda como tema central, finalizando con la mesa redonda La moda española, ¿una cuestión de gusto o de sentido? moderada por el sociólogo y periodista de moda Pedro Mansilla y compuesta por los diseñadores Santiago Bandrés, Carmen Halffter, María Barros y Cecilia Sanchís. Este acto no contó sin embargo con la presencia de los diseñadores de renombre Juanjo Oliva y Alma Aguilar, quienes por motivos personales no pudieron acudir al evento. Sus compañeros de profesión resaltaron la dificultad de mantenerse económicamente en el sector textil por sus propios medios y la ausencia de prensa internacional en Cibeles Madrid Fashion Week, lo que conlleva una escasa proyección de la pasarela en el extranjero.


Ángela Navarro Caballero

sábado, 23 de octubre de 2010

BLOGS: Y con ella empezó todo...

Año 2005. Por aquel entonces Cory Kennedy de 15 años reunía todos los ingredientes para no dejar a nadie indiferente: adolescente, con un vestuario digno de una millonaria y musa de un conocido fotógrafo de la noche de L.A.



Hasta entonces nadie se había percatado del potencial de internet y la joven Kennedy marcaría un antes y un después en la web 2.0

Se convirtió en la inspiración del fotógrafo Mark Hunter (www.thecobrasnake.com) y pronto empezarían a correr los rumores en la red de que estaban viviendo un romance. Se conocieron en un concierto, Mark le sacó unas fotos y de forma imprevisible las visitas de su web se multiplicaron.





Comenzó a llevar a Cory a fiestas en Los Angeles donde asistían numerosas celebridades, por lo que no tardaría en codearse con gente como Paris Hilton, Lindsay Lohan o las conocidas hermanas Mary Kate y Ashley Olsen.





Se convirtió en la chica “It” del momento. Combinaba prendas de gran valor con un toque trashy (desaliñado) y la web de Cobrasnake recibía miles de visitas cada día. Ella misma llegó a afirmar el posible porqué su éxito: “Tal vez es porque la mayoría de celebridades son, como, perfectas. Tienen el cabello peinado y el maquillaje bien puesto y no tienen moretones en sus piernas".




Sirvió de inspiración a muchos diseñadores, Rayban pudo relanzar gracias a ella su clásico modelo de gafa Wayfarer y grandes imperios como Inditex no tardarían en hacer réplicas de sus prendas y complementos, como fue el caso de estas botas:







Internet había dado a luz a una celebrity y su éxito pronto se vería reflejado apareciendo en portadas de revistas tan importantes como Nylon, pudiendo lanzar así su carrera como modelo profesional.





Incluso ha llegado a aparecer en el primer capítulo del remake de Sensación de Vivir (Beverly Hills 90210)





Su aparición en la estela pública causó polémica y entre sus defensores y detractores nunca ha existido términos medios: la amaban o la odiaban. Con todo ello Cory Kennedy marcó tendencia, cosechó éxito y se benefició del mismo gracias a una herramienta sin la que no hubiera sido nadie: internet.




Miriam Sirgo González

jueves, 21 de octubre de 2010

HISTORIA DE LA MODA: 1.4 LA EVOLUCIÓN DEL TRAJE, ETAPAS

Simplificando hasta el máximo la evolución del traje podemos dividirla en tres grandes fases, de las que nos iremos ocupando en este blog, una por una, deteniéndonos en los puntos más interesantes.
La primera se extiende desde la antigüedad más remota hasta el siglo XIV : en la mayoría de las civilizaciones y a pesar de su diversidad, la indumentaria sufre entonces pocos cambios. No existe ningún carácter nacional definido y en cada clase social permanece uniforme. El traje es largo, drapeado y amplio. A través de sus diversos tipos refleja un resto de las funciones mágicas y religiosas que la acompañan desde sus orígenes más lejanos.
La segunda fase se sitúa entre el siglo XIV, cuando el traje se vuelve corto y ajustado, y el periodo del gran desarrollo industrial del siglo XIX. La indumentaria adquiere entonces un carácter a la vez personal y nacional; empieza a sufrir variaciones frecuentes en las que se debe reconocer la aparición nueva de la “moda” en el sentido moderno del término. Es entonces cuando se separa de cualquier resto de espíritu religioso. Cada nación forma el estilo de su traje pero cada individuo lo adapta a sus gustos personales.
La tercera fase se inició a mediados del siglo XIX con el desarrollo de la civilización moderna y se prolonga hasta nuestros días, caracterizada por la aparición del traje cada vez menos personal y mas internacional, bajo la doble influencia del maquinismo generador de la confección y del expansionismo europeo en el mundo. Como contrapeso a esto, la alta costura, une la posibilidad de mantener un traje personal y los imperativos de una moda cada vez más cambiante con el privilegio de una clase en la que el sentido del lujo tradicional y el poder del dinero dominan las esferas sociales.
En el siguiente post trataré de sumergirme en la primera fase.

                                                                                                        Blanca Glamour

HISTORIA DE LA MODA: 1.3. LOS CINCO ARQUETIPOS

1º El traje DRAPEADO: Llamado también flotante, obtenido enrollando la piel o la tela alrededor del cuerpo. Desde el shenti egipcio y el himation griego al pareo de Tahití.
Himation griego                                                   Shenti egipcio                                               

2º El traje ENCAJADO: Hecho de una pieza y provisto de un agujero para pasar la cabeza reposa en la espalda. De este segundo tipo son la paenula romana, la huque (sobrevesta) de la Edad Media y el poncho de América.
PAENULA ROMANA

SOBREVESTA

3º El traje COSIDO Y CERRADO: Compuesto de varios anchos de tela ligera, con hechuras amoldadas al cuerpo y provisto de mangas, del que se derivan el khiton griego, la túnica jónica, la blusa árabe, la blusa y la camisa.
Vestimenta Jónica




KHITON






















4º El traje COSIDO Y ABIERTO: A base de anchos de tela juntados en sentido longitudinal, sobrepuesto a otras prendas de vestir y cruzado por delante, representado por el caftán turco o asiático, la tulupa rusa y la levita europea.

5º El traje FUNDA: Ajustado al cuerpo y a los miembros, sobre todo a las piernas, que proporcionó el pantalón de montar a los nómadas y el traje de los esquimales pero que siempre ha sido un complemento del caftán.

TRAJE-FUNDA ESQUIMAL

En la actualidad se componen los vestidos basándose en la combinación de arquetipos.

                                                                                                           Blanca Glamour

HISTORIA DE LA MODA: 1.2. ORÍGENES Y EVOLUCIÓN

Hemos de distinguir indumentaria y traje. "Indumentaria" corresponde al hecho de cubrirse el cuerpo y "traje" es el resultado de la elección de un vestido con una forma determinada y para un uso en concreto.
Para los griegos y los chinos la causa de cubrirse el cuerpo responde a motivos climatológicos. La Biblia, así como los etnólogos antiguos y los psicólogos modernos, consideran que se trata de una razón mental; relacionado con la magia para los primeros y con el deseo de gustar para los segundos.
En todo caso, es seguro que en su origen, el traje debió responder a funciones que no eran la simple utilidad y si fue, en especial, la de carácter mágico. Es por ello que el ser humano primitivo quiso proporcionarse mediante el traje de unos atributos que le diferenciaran del resto de seres vivos y atribuirse con ello poderes, o por lo menos proteger sus órganos genitales contra las influencias  maléficas; revestirse de adornos le identificaba a otro ser: animal, dios, héroe u hombre.

                                                                                                   Chaman Maya

Esta identificación que es real en los pueblos primitivos, se vuelve mítica en los pueblos que han evolucionado: el teatro, cuyo origen se encuentra en las representaciones sagradas, es la expresión fundamental de este sentimiento.
El traje responde además al deseo de inspirar temor o sumisión. Para el jefe es la búsqueda de atributos que expresen su poder; para el guerrero es obtener un elemento de superioridad que le favorecerá en la lucha cuerpo a cuerpo. Con el tiempo, el traje profesional o administrativo ha marcado a la vez la necesidad de distinguirse de los demás y la voluntad de manifestar una autoridad personal o delegada, a lo que tiende la toga del abogado o el uniforme de un agente de policía.
Por el hecho de corresponder a cierto poder, el traje también ha sido un símbolo de riqueza, indicando la casta y la fortuna. En este aspecto, la indumentaria sufre la influencia de las fluctuaciones políticas: el desafío revolucionario de los descamisados de 1789, la sencillez afectada de los dirigentes de los regímenes totalitarios, la uniformidad proletaria de las telas  de algodón azules de los chinos de Mao Tse Tung…

                                               "Sencillez Afectada" Indumentaria Mao Tse Tung

El uniforme militar, que se deriva del mismo sentimiento, procede del deseo de infundir temor, de proteger el cuerpo o de pertenecer al grupo. En el extremo opuesto de esta selección se encuentra la obligación de una indumentaria impuesta por la fuerza, la de los presidiarios, por ejemplo.

                                                    Uniforme militar de la Leibstandarte SS Adolf Hitler

En cuanto al deseo de gustar, el vestido sólo se ha ido constituyendo muy poco a poco en un medio de seducción con el que realzar las ventajas físicas reales o artificiales.
Por último, el traje posee un significado religioso en el que intervienen diversos elementos: la manisfestación de una distinción de esencia divina, la necesidad de su representación en la tierra, el aumento de autoridad.
¿Cuándo y cómo aparecieron todas estas diversas funciones del traje? Es muy posible que en
el curso del tiempo siguieran la evolución de las civilizaciones: la indumentaria de los cazadores y recolectores de la edad prehistórica sigue siendo la misma para los bosquimanos de África del Sur en la actualidad mientras que la de los pastores y agricultores del periodo neolítico se ha prolongado en la civilización de La Téne (entre los celtas) en Irlanda y entre los vikingos sólo hasta la Edad Media.
          
                                                                                                                         
                                                                                                                     Blanca Glamour

HISTORIA DE LA MODA : 1. INTRODUCCIÓN

Acerca del traje en general, la falta de una bibliografía completa, crítica y actualizada, supone que sea muy difícil conocer las múltiples variaciones del traje antiguo y moderno a través de todas sus interpretaciones; únicamente se poseen trajes originales de los dos últimos siglos, que además se encuentran en diferentes puntos del mundo.
Es cierto que desde hace unos cien años, son muchos los autores que se han dedicado a escribir sobre esta Historia (Dictionnarie de Viollet-le-Duc o Glossaire Archeologiqué de Victor Gay), sin embargo el enfoque ha sido la Arqueología para unos, los textos antiguos para otros… sin profundizar en el traje en sí.
Historie du Costume de Quicherat, que comprende un periodo más amplio que las obras precedentes, conserva todas las cualidades de una información limitada por los medios de documentación contemporáneos del autor, quien era un historiador puro, no un especialista del traje.
De manera que en Itsmorethanclothes, hemos decidido guiarnos por los libros de la editorial GG, que tiene algunos maravillosos sobre la Historia y la Sociología de la Moda, además de por otros manuales que hemos encontrado en rincones de la biblioteca de nuestra Facultad, la de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid.
Blanca Glamour